En retrospectiva, Nokia E7.

Posted on 29/01/2013

0


Lanzado oficialmente en febrero de 2011, el Nokia E7 prometía comerse al mundo entero, con su pantalla de 4 pulgadas y teclado QWERTY, era todo lo que un fan de Nokia había pedido. Eran tiempos difíciles, en ese momento Nokia se estaba definiendo hacía una estrategia en dirección de Windows Phone, mientras el trágico lanzamiento del Nokia N97 todavía resonaba en la memoria de la finlandesa. Y por si fuera por poco, el iPhone 4 había sido todo un hit, y más aún, Android empeza a agarrar vuelo y parecía imparable.

E7

Hace poco vi un E7 nuevo en un precio aceptable y decidí comprarlo para ver cómo ha envejecido Symbian. Lo usé exactamente dos semanas para compararlo con mi equipo prinicipal, un N9 y estas son las conclusiones.

En aquel entonces existía la serie N, así como la seríe E a la que el E7 pertenecía. Personalmente consideraba que ninguna sería E podía hacerle competencia a la serie N, por lo que en ese entonces yo tenía un N8, el cual tomaba fotos hermosas y tenía todas las características de un verdadero teléfono multimedia. En cambio el E7 no tenía autofocus, ni memoria expandible para micro sd. Podría considerarse inferior al N8, pero 3 años después, reconozco que he estado equivocado.

Una de mis quejas principales era la falta de cámara con autofocus, memoria expandible y batería no removible. De hecho el N8 y el E7 fueron de los primeros Nokia en tener la batería no removible, cosa que hasta entonces solo el iPhone se había aventurado en hacer. Muchos fans de Nokia nos quejamos de la incapacidad de cambiar la batería, ya que habíamos estado siempre acostumbrados en poder retirar la batería (sobre todo si se se congelaba el equipo) y esto era algo nuevo, hasta fue tomado como una traición al diseño original Nokia por varios fans. Hoy en día vemos que la gran mayoría de los equipos de alta gama de Nokia tienen esa característica de batería no removible, lo que le permite tener diseños estéticos y muy sencillos, lo hemos visto en el N9, Lumia 800, 920, 900, etc. Hoy ya no nos quejamos de la batería, ya que aprendimos a vivir sin ella.

E7, N9, Lumia 920

Otra característica que llama la atención, es el tamaño. En ese entonces, comparado con un N8 o un iPhone, el E7 parecía gigantezco. También el peso era masivo. Hoy en día comparado con los teléfonos actuales, la pantalla de 4 pulgadas es la estándar (o hasta pequeña), ya que como sabrán, nuestro amado N9 tiene el mismo tamaño de pantalla que el E7. El peso es otra cosa, ya que con 176 gramos, es un teléfóno muy pesado. Podemos comparar el equipo con varios modelos actuales y veremos como es que hoy en día 4″ ya no es nada grande y de hecho si comparamos con los nuevos modelos como el Galaxy S3 o el 920, ya se está quedando chico.

E7 vs N9

La falta de memoría expandible en ese entonces era un problema, ya que me preguntaba yo mismo, “y cómo le voy a hacer para pasar mis fotos y música al E7”. Era difícil concebir que con un cable íbamos a poder hacerlo todo más fácil y así fue, ya que el N9 dejó la memoria expandible y nadie se quejó. De hecho, varios fabricantes están quitando la opción de sus equipos. También recordemos que en ese entonces Nokia se rehusaba a usar pantallas táctiles de tipo capacitivo, en favor de las resistivas. Argumentando que en el mercado asiático, una pantalla resistiva permitía el uso del stylus, muy útil al momento de escribir caracteres asiáticos. Nuevamente vemos como la pantalla resistiva hace el equipo más elegante, más durable y más brillante.

Una de las razones principales por las que volví a comprar el E7 fue por el teclado. Lo único por lo que extrañaba mi N97 era por el teclado QWERTY que hacía el contestar mensajes y escribir emails muy divertido. Y lo sigue siendo. Tras dos semanas de enviar mensajes, me encontré escribiendo todo con el teclado, ya que la sensación táctil de tocar las letras es mil veces mejor que tocar una pantalla de vidrio. De hecho este es el diseño perfecto que me hubiese gustado ver en mi N9. Sabemos que Nokia tiene prototipos de equipos con MeeGo con touchscreen y teclado QWERTY que nunca vieron la luz.

En cuanto al sistema operativo, el MeeGo será un sistema minimalista y sencillo, pero también extrañaba los widgets de Symbian. Recordemos que el E7 fue lanzado con el Symbian 5th version, un tipo de Symbian “afinado” para pantallas touchscreen, muy malo por cierto. Después liberaron la versión Symbian Belle para varios equipos, entre ellos el N8 y el E7. Este nuevo sistema traía muchas mejoras en cuanto a interfaz, dándole un aspecto más “Android” el cual fue muy bienvenido. De hecho, debo admitir que me gusta más que la interfaz de MeeGo.

Pero hay cosas de MeeGo que admiro tanto, que al final me hicieron regresar al N9, de una vez por todas.

El N9 es más ligero, más delgado y más elegante que el E7, el cual por las líneas y su diseño se ve demasiado anticuado. Lo que más me gusta del N9 es la interfaz swipe, de hecho me encontré varias veces tratando de cerrar una aplicacion usando el desliz por el borde de la pantalla o tratando de despertar la pantalla usando el double tap. El sistema de notificación del N9 está más centralizado, todos los nuevos mensajes o alertas se agrupan en la pantalla principal, en el Symbian del E7 hay que buscarlos, y algunos no aparecen en la pantalla de bloqueo. Esto lo hace muy inconsistente. Y finalmente, el sistema Symbian no es tan abierto como pensaba en aquella época, MeeGo te permite hacer infinidad de cosas que Symbian no te permite, y como ejemplo, el simple hecho de querer instalar una app de un desarrollador independiente es algo tan difícil, porque se necesita el Symbian signed, cosa que ya no recordaba.

En conclusión, el E7 es un equipo avanzado e incomprendido para su época, esto es una muestra de lo rápido que pasan las modas en la telefonía celular. Hace años era cool tener un razr, y mientras más delgado y pequeño mejor, después el teclado qwerty era regla, si tenías stylus todavía más cool, después con la llegada el iPhone se volvieron estándar varias cosas, los teléfonos empezaron a crecer de pantalla, ahora ya no se sabe si es un teléfono o una tablet. Queda por ver qué otras modas extrañas veremos en los siguientes años:). Y al E7 como teléfono lo usaría como segunda opción. Seguimos en la espera de un nuevo equipo touch con QWERTY que use Symbian o Meego que tenga la elegancia del N9 y que use Swipe.

Posted in: Nokia